Un aula del centro impregnada con el residuo de los extintores. / Cedida

Actos vandálicos en el CEIP Ntra. Sra. de la Luz de Arroyo de la Luz

HOY ARROYO DE LA LUZ Arroyo de la Luz

El edificio del Pozo, del Colegio Público Infantil de Arroyo de la Luz, ha sufrido un acto de vandalismo durante el periodo de vacaciones de Navidad.

Concretamente han accedido al edificio y han vaciado un extintor en un aula de educación infantil, al mismo tiempo que todas las demás dependencias se han quedado impregnadas de los residuos que los extintores generan tras su uso. De igual modo han hecho uso indebido de otras salas, «quedando restos que delatan su falta de educación», tal y como ha declarado la directora del centro, Nina Bañegil.

Al lugar de los hechos se ha personado un efectivo de la Guardia Civil que, junto a la directora del centro, han hecho inventario sobre los posibles daños causados, los cuales aún no son valorables en su totalidad dado que los dispositivos informáticos y las pizarras digitales deben ponerse en funcionamiento para saber si han sufrido daños irreparables o no.

Dos agentes de la Guardia Civil junto a la directora del centro, la concejala del Ayuntamiento y el conserje. / Cedida

La guardia civil, ha estado recopilando huellas para su posterior reconocimiento e identificación, trabajo que lo han hecho exhaustivamente, ya que los escenarios eran propicios para la toma de patrones y su posterior estudio pericial.

Una vez informado del alcalde de la localidad, se personó en el edificio escolar Mercedes Pérez, concejala del Ayuntamiento, para interesarse por lo ocurrido. La concejala comunicó a la directora del centro que durante el día de mañana sábado, 8 de enero, un equipo de limpieza se personará en el centro para poder dejarlo todo en perfectas condiciones para que el próximo lunes, 10 de enero, esté preparado para acoger nuevamente al alumnado y empezar bien las clases.

Desde el centro escolar lamentan profundamente que este tipo de actos ocurran, ya que siempre han considerado la escuela como un lugar de todos y por ello piden el respeto que cualquiera exigiría para un lugar cuyo objetivo prioritario es el de educar en sociedad. Y también lamentan que ahora, precisamente, toda la comunidad educativa y el Ayuntamiento están siempre pendientes de que la escuela esté limpia, desinfectada y con todas las medidas para garantizar que el alumnado y todos cuanto trabajan en los dos edificios lo hagan con total tranquilidad.