La Imagen de Jesús Nazareno protagonizará la procesión del Miércoles Santo

Jesús Nazareno, imagen de 1714. CEDIDA
SEMANA SANTA

La Cofradía de la Vera de la Cruz de nuestra localidad sigue celebrando los días grandes de Semana Santa concentrando a decenas de personas por las calles arroyanas.

El Miércoles Santo se lleva a cabo la Procesión del Silencio. La Cofradía de la Vera Cruz saca a Jesús Nazareno en procesión desde la Iglesia de la Asunción en la cual se irá rezando un via-crucis. La procesión se inicia a las 23.00 horas.

El Jueves Santo a las 21.00 horas desde la Iglesia de la Asunción, se llevará a cabo la procesión con la Imagen de Jesús amarrado a la columna, una obra castellana regalada a los frailes franciscanos de Arroyo en 1702 por un arroyano que fue deán de la catedral de Segovia, un Ecce Homo, del siglo XVII , con Mujer Verónica, la única imagen llevada por mujeres, con Jesús Nazareno, imagen del año 1718 y con la Virgen de los Dolores, antigua imagen de nuestra señora de las angustias - la titular mariana de la cofradía de la Vera Cruz- es obra del siglo XVII.

La noche del Viernes Santo es el día en el que se procesan las imágenes más antiguas. A las 21.00 horas el Cristo de la Misericordia, contemporáneo al retablo y de autor anónimo, La Virgen de la Piedad, realizada en 1968, el Cristo yacente, una escultura atribuida a Alonso Hipólito, escultor del retablo mayor y la Virgen de los Dolores, procesan por las calles arroyanas acompañadas de decenas de jóvenes y mayores.

El Domingo de Resurrección cierra la Semana Santa y se hace con una de las procesiones más bonitas de Arroyo de la Luz.

Jesús Resucitado, es imagen olotina de la década de 1960. Está en la parroquia de San Sebastián. Desde ahí sale en dirección a Nuestra Señora de la Asunción y a mitad del recorrido, por las cuatro esquinas de la Corredera, se encuentra con la Virgen del Amor Hermoso en la llamada procesión del Encuentro. Nuestra Señora del Amor Hermoso, es una obra restaurada en 2006 pero es muy anterior a esa fecha, probablemente del siglo XIX.

El momento más emotivo de esta procesión no es sólo el encuentro entre madre e hijo sino además cuando ambos entrar en la iglesia de la Asunción, pues su entrada se hace bajo una lluvia de pétalos. A las 00.00 horas comienza una Santa Misa de Resurrección.