Cuatro celadores podrían perder sus puestos el próximo 30 de junio

La Junta envió un escrito confirmando que el convenio no se renovaría

Una de las celadoras atiende a unos ciudadanos en el Centro de Salud de la localidad. A.J

Si en los próximos días la cosa no cambia, cuatro celadores del centro de salud de la localidad podrían terminar su contrato el 30 de junio de forma definitiva. Las noticias hasta la fecha parecen indicar que el 'Convenio de celadores' que desde hace diez años se ha mantenido vigente entre el Ayuntamiento y la Consejería de Sanidad se quedará sin firmar.

Los celadores, que actualmente realizan sus funciones en esta área, además de otras administrativas y clínicas, así como requerimientos necesarios para el mantenimiento del centro, poco pueden hacer por intentar asegurarse su futuro a partir del 1 de julio. Hay quienes llevan desarrollando este trabajo nueve años, y ahora se sorprenden de los cambios que se ciernen sobre sus puestos de trabajo. "Sabemos que estamos hasta el 30 de junio", cuenta una de las contratadas afectadas.

 

Según explican desde el Ayuntamiento, el último convenio que se firmó fue para  el año 2011 por un montante de 56000 euros. El Alcalde, Santos Jorna afirma, "El pasado mes de Mayo, recibimos una carta a través de la cuál se nos comunicaba la decisión del actual gobierno, de no hacer frente al Convenio firmado con esta entidad, y por el cuál el Ayuntamiento ha estado pagando a los cuatro celadores pese a no haber recibido aportación económica del Gobierno de Extremadura. Son 28.032.00 €, los que esta entidad ha tenido que aportar para sufragar los gastos derivados del servicio de los celadores, desde enero hasta junio, fecha en que finaliza su contrato, los mismos 28.032.00 €, que según el convenio, este Ayuntamiento tenía que recibir y que ni ha recibido, y tememos que no recibirá".

 

Por este motivo, el alcalde Santos Jorna, señala que ante esta situación "insólita" el Ayuntamiento "no puede asumir el coste de nuevos celadores al no haber un Convenio que lo permita y ser una competencia autonómica, por lo que a partir del 1 de julio nuestro Centro de Salud se quedarán sin celadores". Un hecho que ya ha comunicado a los cuatro trabajadores. "Lo más grave de todo esto, no es la repercusión económica en nuestro ayuntamiento, que por supuesto lo es, sino la deficitaria situación en la que queda el servicio de urgencias de atención continuada, en nuestro caso, el Centro de Salud, por la decisión del Gobierno del Partido Popular de suspender los Convenios de Mantenimiento de la Atención Continuada".

 

Con esta nueva situación, el día al día en el centro de salud sufrirá algunos cambios. El trabajo que hasta el día 30 desempeñarán cinco personas, tendrá que ser atendido por la única auxiliar administrativa que mantiene su contrato con el SES a la que no le afecta este convenio, pero que no hará las funciones de celador. Su jornada laboral es en horario de mañana, por lo que las tardes quedarán descubiertas en esta área, así como los fines de semana y festivos. Desde el centro de salud indican que la atención en mostrador no será igual como la ofrecida hasta ahora, tampoco se podrán atender las llamadas telefónicas si no hay nadie ocupando el puesto, y "si un médico sale de urgencias, el centro permanecerá cerrado hasta que regrese".

Higinio Salgado, responsable del área de los celadores pide, en el caso de que no hubiera celadores, paciencia y que estarán al tanto del móvil, se dejará notar también en casos de urgencia, ya que "no habrá nadie que nos atienda al llegar al servicio de urgencias, que nos tome nota y oriente, que llame al médico o enfermero, que coja el teléfono ante el aviso de una urgencia, que tramite el transporte al hospital en caso de que sea necesario".

Además, el alcalde enviará a todos los ciudadanos una carta explicando con detalle todos los puntos que afectan a este recorte, mostrarle su disconformidad  y pidiendo a todos los arroyanos y arroyanas paciencia y que se va a luchar para evitar que se lleven a término los recortes en los servicios necesarios.