Se utilizan ovejas para prevenir incendios en la Dehesa

Ovejas del ayuntamiento pastando en la Dehesa. CEDIDA
SOSTENIBILIDAD ECONÓMICA Y SOCIAL

Ovejas contra el fuego. Es el sistema que ha puesto en marcha el Ayuntamiento de Arroyo de la Luz para prevenir incendios en la dehesa de su propiedad, de más de 900 hectáreas, en la que hay cientos de centenarias encinas y alcornoques.

Según señala el Ayuntamiento, en el pasado venía invirtiendo más de 12.000 euros en primavera y comienzos del verano para eliminar los pastos que pudieran facilitar con el calor los incendios y, además, contrataba servicios para arar los terrenos.

Sin embargo, Arroyo de la Luz se propuso hace unos años cambiar el sistema de prevención y optó por comprar medio centenar de ovejas de merino precoz. Así se inclinó por utilizar un sistema natural, con el ganado como instrumento de prevención. Con ello, las arcas municipales se ahorran 12.000 euros y, además, en estos años se ha multiplicado por seis el número de ovejas. Ahora son casi 300 y se ha creado un puesto de trabajo, un pastor contratado de forma estable.

El Ayuntamiento resalta que por primera vez en 60 años se siembra parte de la dehesa, con lo que las ovejas tienen su alimento. El alcalde, Santos Jorna, señala que se trata de «todo un sistema de sostenibilidad económica, social y medioambiental puesto que no sólo se ahorra dinero el Ayuntamiento sino que está consiguiendo ya beneficios económicos por los ingresos procedentes de la venta de ciertas ovejas cada año y de las subvenciones de las mismas; se ha creado un puesto de trabajo estable, se está favoreciendo la protección de especies de ovejas en peligro de extinción y se está ayudando a mejorar la cabaña ovina arroyana y, por supuesto, el objetivo final e inicial de prevenir la producción de incendios». Señala que desde que están las ovejas «no se ha producido ni un solo incendio en la dehesa arroyana, cosa que antes las máquinas no lograron impedir en algunas ocasiones».