El Arroyo, a por su primer triunfo

El equipo de Marrero recibe al Écija tras empatar sus dos primeros partidos de liga

SEGUNDA
Dos empates a uno en los dos primeros partidos de liga son buenos resultados para un equipo que nunca antes en su historia había competido en Segunda B, y más aún si los rivales son dos clásicos como el Cacereño y el Albacete. Pero el Arroyo quiere más, y esta tarde (20.00 horas) intentará conseguir su primera victoria liguera ante el Ecija Balompié aprovechando que juega en casa.
Ha sido el propio entrenador, Juan Marrero, quien ha manifestado abiertamente en más de una ocasión que esta año tratarán de aprovecharse al máximo de las características de su campo de juego, pequeño y de césped artificial, para conseguir el mayor número posible de puntos en casa. De momento les va bien y no han perdido aún esta temporada en partido oficial, ya que en liga sacaron un empate ante el Cacereño y en Copa del Rey eliminaron a La Roda en la prórroga, pero va siendo hora de empezar a sumar de tres en tres para esquivar la zona baja de la clasificación.
El Écija, equipo que el año pasado se salvó del descenso en el último momento, llega a Arroyo tras perder en su campo el pasado fin de semana por 0-1 frente al Cartagena, si bien en la primera jornada fue capaz de golear por 0-3 a domicilio al Sevilla Atlético.
Juan Marrero ha recuperado esta semana al lesionado José Gutiérrez, que se incorporó al trabajo con sus compañeros, aunque no entrará aún en la convocatoria, mientras que Sergio Castaño se ha entrenado también con normalidad. Causa baja sin embargo Ibán Espadas.
El técnico se esfuerza estos días por centrar al equipo en el partido de liga ante el Écija, donde una victoria les vendría de maravilla para colocarse en una posición cómoda de la tabla sin tener que empezar a mirar hacia abajo en la clasificación a las primeras de cambio. Sin embargo a nadie se le escapa que la afición está pendiente ya también del partido de Copa del próximo miércoles ante el Cádiz en el Ramón de Carranza, en el que el Arroyo puede seguir haciendo historia a lo grande si logra clasificarse para la tercera ronda.
En el Écija la única baja es el centrocampista Rubén Cruz, lesionado en uno de los entrenamientos de esta semana. Su entrenador, Miguel Rivera, no se fía lo más mínimo de que el Arroyo sea aun recién ascendido que nunca había jugado en Segunda B, y además el empate de los arroyanos el pasado fin de semana en Albacete les ha puesto sobre aviso. «Tienen un mecenas que ha apostado por hacer una inversión importante y de hecho tienen jugadores con mucho nombre en la categoría», declaró el técnico a una televisión local. «No nos van a permitir ninguna relajación y no debemos verlos como un recién ascendido, aunque lo sean, sino como un equipo muy exigente», insistió Rivera.
Se trata del primer enfrentamiento entre el Arroyo y el Écija Balompié, un club que en los últimos 20 años nunca ha jugado en una categoría inferior a la Segunda B, donde la temporada pasada tuvo una de sus peores clasificaciones ya que no logró la salvación matemática hasta la última jornada, cuando venció por 1-3 al Cacereño en el Príncipe Felipe poniendo fin a la racha del equipo verdiblanco de un año y medio sin perder en casa. Además le arrebató la posibilidad de clasificarse para la Copa del Rey, si bien finalmente el Cacereño la está disputando por invitación de la Federación Española de Fútbol.