El Arroyo aguanta el tipo

El conjunto de Juan Marrero planta cara a uno de los rivales más fuertes de la categoría y suma un valioso punto

Los arroyanos se mostraron muy sólidos ante un peligroso Jaén que no pudo llevarse la victoria. :: ARMANDO
SEGUNDA
El Arroyo consiguió un importante punto tras empatar (0-0) en casa ante el Real Jaén, uno de los mejores equipos de la categoría, en un duelo de mucha intensidad y en el que primó el orden táctico y la seguridad en defensiva de dos equipos que se mostraron un excesivo respeto a lo largo de los noventa minutos de juego.
El equipo local no se dejó intimidar por la teórica superioridad del club jienense y salió con mucha mordiente en los primeros minutos del partido, presionando muy arriba, algo que sorprendió al conjunto visitante. Los primeros acercamientos de peligro tuvieron protagonismo del equipo extremeño. En un lanzamiento de esquina, Ibán Espadas enganchó el balón en la frontal, pero su lanzamiento se marchó alto. Hubo que esperar hasta el minuto 19 para encontrar respuesta visitante: Santi botó una falta rematada por Cascón, aunque el cuero no encontró portería y se marchó desviado por muy poco.
El Real Jaén se pudo sacudir muy pronto la presión y, con fútbol directo y aprovechando las condiciones y dimensiones del campo, abusaba del pelotazo largo poniendo balones al área rival continuamente. Aún así, la mayoría de ellos eran fácilmente repelidos por la ordenada zaga del Arroyo. La mejor oportunidad para los locales llegó en el minuto 28, cuando Carlitos se plantó solo, pero cruzó en exceso el esférico ante la salida de Toni García. Los locales continuaron con el asedio y a falta de cinco minutos para el final del primer tiempo, Ruano estuvo a punto de marcar.
El Arroyo continuó asfixiando el juego del conjunto jienense en la reanudación. Los andaluces trataron de salir con nuevos bríos y con la lección aprendida de los errores cometidos y que, por tanto, no había que repetir. Salieron con mucha más intensidad y Cascón probó fortuna desde lejos dando el primer aviso visitante. En el minuto 49, Abel Buades lo intenta desde la frontal y el esférico se le marchó también ligeramente desviado.
El partido era de ida y vuelta y se estaba convirtiendo en un intercambio de golpes, aunque el juego era muy deslavazado. Ibán Espadas mandó fuera de cabezazo en el interior del área. En el minuto 61, fue el turno de Óscar Quesada, pero su lanzamiento muy flojo se fue a las manos del portero local. Y solo un minuto después, Nando protagonizó una gran jugada individual, pero su lanzamiento se marchó lamiendo el palo de la portería extremeña.
Las ocasiones continuaron llegando a las dos áreas con cuentagotas, pero evidentemente no fue ayer la tarde de los atacantes, que fueron fallando una a una todas las oportunidades que se les fueron presentando. Los minutos pasaban y el Real Jaén cada vez se iba encontrando más cómodo con la posibilidad de mantener al menos un punto, por lo que aseguró aún más su línea defensiva. El Arroyo lo intentó con ahínco, pero sin la claridad necesaria para hacer que el marcador registrara variación alguna.
Juanma se internó en el área, en una jugada personal, pero los centrales del Arroyo acertaron a la hora de cortar esa penetración. Juanma lo volvió a intentar desde fuera del área, en la última ocasión del partido, pero Saavedra detuvo sin excesivos problemas.
El choque concluyó con el marcador inicial, un resultado que satisface a los dos equipos. El Jaén continúa en la segunda posición de la clasificación, mientras que el Arroyo no se despega demasiado. de los puestos de ascenso.