El Lucena saca oro de su pegada

Los cordobeses se adelantaron muy pronto, pero tuvieron que esperar hasta el final para sentenciar un partido dominado por el Arroyo

El Arroyo tuvo que jugar contra el marcador todo el partido y no fue capaz de remontarlo. :: MARISA NÚÑEZ
SEGUNDA B
Al Arroyo le hizo daño el tanto madrugador del Lucena y tuvo que remar durante todo el partido para buscar una igualada que, pese a la insistencia del conjunto de Marrero, no llegó. A los visitantes les bastó con una gran pegada de cara a la portería rival, aprovechando las pocas ocasiones claras de las que dispusieron para acabar llevándose los tres puntos.
Comenzó avisando muy pronto el equipo visitante, y en el minuto dos un disparo desde la frontal de Alfaro hizo lucirse a Saavedra, que tuvo que parar en dos tiempos. No se habían sentado todavía los aficionados del Municipal de Arroyo cuando, en el minuto 9 de encuentro, Carlos Martín ponía al Lucena por delante en el marcador con una jugada personal al coger el balón y pegarle con la izquierda para que el esférico entrase por la misma escuadra.
El Arroyo deambuló durante algunos minutos, no supo encaja ese gol y le costó reponerse. En el minuto 16 fue Belmonte el que centró al segundo palo e Iván Espadas se quedó sólo delante de Limones, pero su disparo se marchó alto. Cerca de la media hora llegaría la mejor ocasión para el Arroyo en una falta que botó Ruano, Iván Espadas controló en el segundo palo, se quedó delante de Limones, pero se marchó desviado cuando tenía toda la portería para él. En el minuto 35, Carlitos lo intentó desde lejos, pero Limones acertó la dirección de su lanzamiento. Con un gol en contra le costó mucho encontrar su situación en el campo al Arroyo.
Presión asfixiante
En la segunda mitad, el Arroyo metió al Lucena prácticamente en su campo con una presión asfixiante. Ruano lo intentó primeramente con una falta, pero el balón se marchó ligeramente desviado a la derecha de Limones. En el minuto 74, fue Carlitos el que lo intentó con una jugada personal, se marchó de tres defensas y dejó el balón franco para que Alfaro lo centrase y cerca estuvo de llegar Toni también.
A falta de un cuarto de hora Toni fue el que probó fortuna. Él mismo botó la falta que le hicieron, pero su tiro salió rozando el larguero. A falta de diez para el final del encuentro, fue Fernando el que se aprovechó de una mala cesión de la defensa arroyana, pero Saavedra le arrebató el balón de los pies cuando iba a rematar.
Nuevamente Ruano en el minuto 86 botó una falta y la puso en el punto de penalti, pero no encontró rematador. Instantes después, una triangulación perfecta del equipo de Arroyo dejó solo a Toño en el punto de penalti, pero Gavilán llegó a tiempo para quitarle el esférico en el momento en que iba a pegarle.
Cuando parecía que el partido iba a terminar con 0-1, llegaría el segundo gol obra de Pineda en una falta directa cerca de la media luna del área grande. El esférico le botó a Saavedra justo delante de sus dominios para que terminase entrando mansamente a la portería.
Con 32 puntos, el Arroyo situado en mitad de la tabla, cuenta con un cómodo colchón de diez puntos sobre la zona de descenso, estando más cerca de un ascenso, que marca con 36 el Almería B.