Oxígeno en forma de victoria

El Arroyo gana fácil a El Palo en un partido que dominó de principio a fin

SEGUNDA B

El Arroyo volvió a la senda del triunfo seis jornadas después. Tuvo que ser en el fortín del Municipal donde todavía no se ha perdido. Y lo hizo fácil. Un 2-0 sobre El Palo, un equipo que huele a Tercera prácticamente desde el inicio de la competición. Esta victoria sirve a los de Juan Marrero coger oxígeno con respecto a la zona baja de la tabla a la que ya distancian en cinco puntos.

El Arroyo fue superior de principio a fin, solo en los primeros minutos El Palo intentó crear peligro a raíz de jugadas combinativas. El primer aviso fue del conjunto extremeño en una falta lateral que botaba Ruano y que Willy remataba fuera por muy poco. Poco después, llegaría el primer tanto de la tarde. Tras una indecisión de la defensa andaluza, el balón le caía a Willy en el vértice del área y de una vaselina perfecta batía a Pagola que se quedó a media salida.

No reaccionaron los malagueños. Y pudo ser peor. Juanjo sacaba un corner, en el minuto 31, que inexplicablemente Peralta, solo en el punto de penalti, remataba fuera. El Palo solo inquietaba a través de jugadas aisladas en la que Juanma, espectador durante todo el partido, apenas tuvo que intervenir. Solo una jugada embarullada en el que Gerrit estuvo a punto de sacar provecho fue el máximo peligro de los visitantes en los primeros 45 minutos. El jugador de origen teutón fue el más destacado de El Palo en la tarde de ayer, aunque solo fuese con su movilidad.

Al borde del descanso, pudo recortar el equipo arroyano en una acción individual de Ruano que sirvió a Willy cuyo intento no encontró puerta. Los últimos compases de la primera mitad tuvo muy poco que reseñar porque nos encontrábamos a un Arroyo que controlaba la situación frente a un El Palo que se sentía impotente dada su incapacidad futbolística para generar juego. Muy plano y sin apenas ideas.

La segunda parte siguió la misma tónica que la primera. En esta ocasión, el Arroyo le puso incluso más intensidad ante unos costasoleños que no encontraron revulsivo tras el paso por los vestuarios. La primera aproximación peligrosa en estos segundos 45 minutos llegó gracias a las botas de un excelente Juanjo que Ruano remató alto ante la pasividad de la defensa de El Palo. Poco después, en el minuto 60, de nuevo Ruano botaba un saque de esquina en el que se reclamó penalti sobre Peralta.

Román no hizo caso a las reclamaciones. Acto seguido, una falta lateral del propio Ruano era empalada por Willy que, totalmente solo, fue incapaz de ver portería.

Los cambios no surtieron el efecto deseado en El Palo, y el Arroyo pudo sentenciar varias veces a la contra. En la más clara Pagola detuvo un buen disparo de Juanjo. El acercamiento más peligroso de los malagueños en el segundo tiempo fue un cabezazo de Gaspar que Juanma detuvo sin problemas. Y ya con el partido agonizando fue Bezares el que firmaba la sentencia. El mediocentro local aprovechó un balón suelto dentro del área para batir la portería de Pagola. Este gol era el ocaso de un partido donde el Arroyo superó a El Palo en todas las facetas del juego, especialmente a balón parado y aprovechándose, con el mejor partido de Bezares de la liga, de las debilidades en defensa de un contrincante demasiado endeble.