El Arroyo necesita pescar en la tranquilidad del Algeciras

Los de Pato, sólo con la baja de Abel Buades, está obligado a sumar ante un rival que no se juega nada ni por arriba ni por abajo

SEGUNDA B

«No me gusta que, prácticamente, no se estén jugando nada», avisa de entrada Pato. Pero uno nunca sabe qué es mejor, la verdad. Hace dos semanas, el Cacereño lo probó con un Melilla en idéntica situación y ganó. Pero jugó mal el equipo de Marcos, lo que pasó es que al Melilla tampoco le importó mucho el partido. Pudiera ser porque jugó fuera de casa. Pudiera ser. El Algeciras, sin embargo, lo hace como local, y a la tranquilidad de no jugarse nada (está catorce puntos por debajo del playoff y diez por encima del descenso) le puede añadir la intensidad que le imprime a sus partidos en el Nuevo Mirador, sobre todo en los primeros minutos. No es el día propicio para ganar por primera vez lejos de Arroyo, pero.

Pero lo necesita el equipo de Pato. Más que el respirar. Necesita un gol, una victoria, una sobredosis de subidón. Todo eso necesita. Necesita creérselo, porque si no se arriesga a perpetuarse en el descenso, campo de arenas movedizas: cuanto más intentas salir, más te hundes. Y miren que lo está intentando el equipo de Pato. El pasado jueves, por ejemplo, se fueron hasta Badajoz para entrenarse en el José Pache y poder aclimatarse así a un terreno de césped natural, superficie que se va a encontrar esta tarde en el Nuevo Mirador. Eso sí, la de esta tarde es más grande y en mejor estado. Aunque ojo, que se prevé fuerte viento de Levante. Puede condicionar el partido. No sabemos si para bien... o para mal.

El técnico valenciano del Arroyo volverá a contar con toda su plantilla, como hace una semana ante el Cádiz. A excepción, como también hace una semana, del capitán Abel Buades, que cumplirá hoy su segundo y último partido de sanción. Se queda fuera de la lista, por segunda jornada consecutiva, el lateral derecho Manu. O sea que o juega José Gutiérrez, poco probable, o volverá Pato a contar con la defensa que no recibió un gol la última jornada, con José Rodríguez caído al lateral derecho y Castaño de nuevo en el eje de la zaga.

El Algeciras, por su parte, sólo cuenta con la baja del delantero Ryam Harper, que ha decidido esta semana operarse de un problema de rodilla que venía arrastrando desde hace algún tiempo. Sin él, todo el peso del peligro recae en dos ex arroyanos: Carlitos Andújar y Jesús Alfaro. ¡Qué bien, por cierto, le hubieran venido la velocidad del primero y los goles del segundo a este Arroyo que carece precisamente de eso! Otro ex como Carlos Fernández será el encargado de que el equipo siga negado con el gol. Si lo consigue, otro viaje de vuelta rascándose las cabezas.

ALGECIRAS - ARROYO