CARTA A JUAN BERMEJO, EXPRESIDENTE DEL CP ARROYO

Juan Bermejo. ::APyF

El motivo principal que me mueve a dedicarte estas letras, no es otro que el de dejar breve constancia de la labor realizada al frente del  CP Arroyo.

Hacer una semblanza en torno a la persona de Juan Bermejo Bermejo  me haría pecar de reiterativo, pues de todos es conocida tu trayectoria deportiva dentro y fuera de nuestros límites regionales.

Desde que presentaras tu candidatura a la presidencia, el 30 de noviembre del 2008, hasta tu voluntaria dimisión al citado cargo el pasado día 14 de junio del presente año, han transcurrido seis temporadas a lo largo de las cuales, y estrechamente unido a tu equipo y afición, visitaste numerosos campos de fútbol de nuestra geografía nacional, llevando con orgullo y dignidad el nombre de nuestro entrañable Arroyo.

Desde la humilde y no por ello menos honrosa Primera Regional hasta la 2ª-B, la división denominada 'de bronce', has vivido con cariño e inusitada ilusión los colores del equipo representativo de Arroyo de la Luz, tu pueblo natal.

Unas veces ganando y otras aceptando con deportividad de caballero la derrota, gozaste y sufriste junto a tu equipo y afición cada uno de los resultados que la veleidosa suerte nos fue deparando.

Durante esta etapa de tu vida no dudaste posponer, en más de una ocasión, tus deberes familiares y obligaciones laborales al cometido que habías contraído con el club de tus preferencias que tantas horas de sueño te robó y tantas preocupaciones te ocasionara a lo largo de tu mandato.

Afrontaste con fortaleza y presencia de ánimo, toda clase de controvertidos y malidicentes comentarios, orquestados éstos por un pequeño grupo de detractores, que de manera premeditada lograron herir tu honor y el de tu familia.

Esta campaña de desprestigio, urdida principalmente contra tu persona por este grupo de disidentes, no encontró eco alguno entre la afición, esa afición; que cerró filas en torno a su presidente demostrándole el apoyo incondicional y el afecto al que te habías hecho acreedor.

Mecenas, luchador y trabajador infatigable por tu club y por tu pueblo, no sólo alcanzaste las metas deportivas que desde un principio te propusiste conseguir, sino que también has dejado la huella de tu generoso altruismo en lugares tan emblemáticos para Arroyo como son la parroquia de San Antón y el santuario de Nuestra Patrona la Virgen de la Luz.

Del mismo modo, el equipo femenino Extremadura  Arroyo  VP se ha visto beneficiado con tu aportación económica, al igual que otras donaciones  de las que no tengo constancia.

Avalado por tu honestidad y entrega, contando con el apoyo moral de la afición, equipo, cuerpo técnico, ayuntamiento y firmas colaboradoras, has hecho realidad que un pueblo como Arroyo de la Luz, con una población de 6.000 habitantes y si potencial industrial ni económico, desconocido deportivamente en el ámbito nacional, llegase a competir con equipos de otras ciudades más pudientes que la nuestra.

Sin proponértelo, llegaste a convertirte, en compañía de nuestro equipo en pregonero de excepción, dando a conocer los valores de nuestro pueblo y gentes.

Gracias a ti, los medios de comunicación se hicieron eco y expandieron el nombre de Arroyo de la Luz a través de las ondas radiofónicas, canales de televisión y periódicos nacionales,  premiando de este modo tu inestimable gestión, la entrega de los jugadores y el empuje unánime de una afición que nunca bajó la guardia en defensa de sus colores.

Por todo lo expuesto, ruego aceptes este sincero homenaje de gratitud y afecto que en nombre de nuestra afición y en el mío propio me he permitido dedicarte.