El Extremadura Arroyo se inscribe en Superliga con la cantera como principal pilar para la configuración del equipo

La líbero Bea Gómez, en una acción de recepción. ::NINA BAÑEGIL
VOLEIBOL

El Extremadura Arroyo ha procedido en las últimas horas a concretar su inscripción en la Superliga, y lo ha hecho una temporada más con la cantera como principal pilar para concretar la configuración del futuro equipo que por segundo año consecutivo militará en la élite del voleibol español femenino.

El club extremeño dispone ahora de un plazo hasta el próximo 29 de julio para hacer efectivo el pago de la primera parte de la inscripción, una cantidad superior a los 5.000 euros, aparte del propio aval de la competición, 15.000 euros.

En este sentido, el técnico cacereño, Adolfo Gómez, afirma que después de cerca de dos meses de "intenso" trabajo de despacho, "y múltiples reuniones, hemos podido concretar un presupuesto para poder afrontar la próxima temporada con dignidad".

A este respecto asegura que "gracias", a la buena gestión que desde años se sigue en la entidad de arroyana en el área económica, "siempre reservamos una parte de los dineros que recibimos a final de campaña para poder comenzar la siguiente y afrontar así los pagos que la RFEVB nos exige".

Para Gómez, el aspecto que un año más volverá a caracterizar la confección del equipo será la apuesta "clara y decidida por la cantera, como no podía ser de otra forma, y en esta temporada más si cabe, ya que es posible que algunas de las jugadoras históricas del Extremadura Arroyo, como Gala Clemente o Loly Camisón, por diferentes motivos, relacionados con cuestiones laborales, no puedan ser de la partida".

"Por ese motivo, serán las jóvenes de los equipos de base las que deberán protagonizar el relevo generacional, una circunstancia que siempre se ha cuidado con especial interés en el club", concluye.