Cuatro municipios demandarán al Gobierno por querer cobrarles las presas que construyó hace más de 20 años

Arroyo de la Luz, Casar de Cáceres, Zarza la Mayor y Mata de alcántara

Los alcaldes de Arroyo de la luz, Casar de Cáceres y Mata de Alcántara y la alcaldesa de Zarza la Mayor, en Valdecañas. ::CEDIDA

El Gobierno de España a través de la Confederación Hidrográfica del Tajo, ha comenzado a cobrar a los municipios de Arroyo de la Luz, Casar de Cáceres, Zarza la Mayor y Mata de Alcántara, un canon anual de regulación entre otros conceptos para amortizar las obras de las presas de agua de abastecimiento de esos municipios, que dicha confederación construyó hace más de 20 años. Dicho canon que viene regulado en la Ley de aguas, debió comenzarse a cobrar al terminar las obras, pero nunca se hizo y ahora 20 años después el Gobierno pretende recaudar dinero a costa de los vecinos de estos 4 municipios de la provincia de Cáceres. En el caso de Arroyo de la Luz este año será más de 70.000 euros, unos 21.000 euros en el caso de Casar de Cáceres, unos 15000 euros a   Zarza la Mayor y 20.000 euros en Mata de Alcántara. Cifras que irán subiendo cada año hasta los próximos 5 años, y canon se cobrará por parte del Gobierno de España durante los próximos 50 años.

Santos Jorna alcalde de Arroyo de la Luz, Florencio Rincón alcalde de Casar de Cáceres, María Esther Gutiérrez alcaldesa de Zarza la Mayor y Luis Amado Galán, alcalde de Mata de Alcántara, acudieron el pasado 27 de junio a la reunión de la Confederación Hidrográfica del Tajo. Exactamente  a su Junta de Explotación que tuvo lugar en Valdecañas, donde mostraron su total disconformidad con el cobro que ha comenzado a hacer el Gobierno de España a sus Ayuntamientos por unas obras que se hicieron hace más de 20 años. Ahora 20 años después han comenzado a cobrar con una absoluta arbitrariedad, falta de rigor y seguridad jurídica. Según los alcaldes no supieron explicarles como calculan la cuantía a abonar por cada Ayuntamiento,  que distribuyen costes similares en presas muy diferentes unas de otras en tamaño y cuenca.

Consideran que dicha posibilidad de cobro ha prescrito 20 años después de construidas las presas, y que nunca se comunicó dicho cobro a los municipios donde se construyeron dichas presas. 'Cómo es posible que de unas obras que se hicieron en los años 90 del pasado siglo, y que  a los ayuntamientos de entonces no se les comunicó nunca que tuvieran que pagar el 4% de la amortización de las obras hechas por el Gobierno, no se haya dicho ni hecho nada en 20 años, y ahora se pretenda cobrar desde el año uno, como si no hubieran transcurrido esos 20 años.  Opinan que se trata de una absoluta falta de seriedad, una vergüenza, que sólo persigue recaudar dinero para el gobierno a costa de los vecinos de los cuatro municipios que además de soportar el canon puesto por la Junta de Extremadura, ahora tendrán que soportar otro canon impuesto por el Gobierno de España.

Los alcaldes de los cuatro Ayuntamientos, aseguran que no se van a quedar de brazos cruzados, que llevaran al Gobierno de España, a la Confederación Hidrográfica del Tajo, a los tribunales, recurriendo la decisión de comenzar a cobrar ese canon ante los Tribunales contencioso-administrativos, aprobarán mociones en sus plenos criticando esta medida y comenzarán una campaña de información a sus ciudadanos.