Dos jinetes galopan en la Corredera. / Cedida

Arroyo de la Luz volvió a vibrar con el galopar de los caballos en su Día Grande

La nota negra del día la puso un accidente en que una abuela y su nieta fueron arrolladas por un caballo

Ana Isabel Padilla Macías
ANA ISABEL PADILLA MACÍAS Arroyo de la Luz

Tras dos años de espera, Arroyo de la Luz volvió a disfrutar ayer 18 de abril, Lunes de Pascua, de su Día Grande, el Día de la Luz, fiesta que está declarada de Interés Turístico Regional desde 1997 y que fuera declarada Mejor Fiesta de España en 2005.

La última vez que los arroyanos pudieron disfrutar de esta fiesta fue en el año 2019, viéndose suspendida desde 2020 por la llegada de la pandemia del coronavirus en 2020 y también en 2021 por la situación sanitaria que había en el momento en la localidad y en el resto del país.

Así, arroyanos y visitantes llenaron de nuevo la Corredera. La afluencia fue masiva, tanto de personas que se congregaron en la calle para disfrutar tanto de las carreras de caballos como de las carrozas como de caballos y jinetes inscritos.

Accidente

Sobre las tres menos cuarto de la tarde, tras la primera tanda de carreras de caballos y la salida de las carrozas, una vez se reanudaron las carreras, se produjo un accidente en que una abuela y su nieta resultaron heridas al cruzar la calle en el momento en que dos jinetes galopaban por ese lugar.

La niña de 7 años se encuentra ingresada en Pediatría del hospital San Pedro de Alcántara de Cáceres con evolución favorable, según detalla el SES. Por su parte, la señora mayor, de 69 años, se encuentra ingresada y grave.

Tras el accidente las carreras se pararon cerca de una hora y posteriormente se reanudaron.

Cabe destacar que el Ayuntamiento reforzó este año el dispositivo de seguridad con 64 agentes de la Guardia Civil, cinco de la Policía Local, 26 agentes de seguridad privada y voluntarios de protección civil. Respecto a medios sanitarios, el dispositivo contaba con un puesto avanzado del 112 Extremadura; puestos sanitarios en La Corredera por parte de DYA, dos UVI móvil, dos ambulancias de soporte vital básico, tres médicos expertos en urgencias y emergencias, cuatro enfermeros y 36 técnicos de DYA.