La biblioteca pública municipal de Arroyo de la Luz ha sido galardonada con un nuevo premio de Fomento a la Lectura

REDACCIÓNArroyo de la Luz

La biblioteca pública municipal de Arroyo de la Luz ha sido galardonada con el Premio Regional de Fomento a la Lectura por el proyecto «Encarcelados por un buen propósito, la lectura», presentado para el año 2019.

El fallo del premio se publicó en el Diario Oficial de Extremadura el pasado 11 de abril y está dentro de la modalidad a la que pueden optar las bibliotecas públicas y que van a ser desarrollados durante el año 2019.

Estos premios de fomento de la lectura promovidos desde la Junta de Extremadura tienen como finalidad promover la lectura e incentivar la presencia y el papel de las bibliotecas tanto escolares como públicas, además de contribuir al incremento de los índices de la lectura en la región y a la difusión de las letras extremeñas.

Los galardones están dotados con 1000 euros y fueron entregados durante la mañana del 23 de abril, Día del libro, en un acto que ha tenido lugar en la Biblioteca Regional de Extremadura, en Badajoz.

En este plan de fomento a la lectura pueden participar todos y cada uno de los más 450 centros bibliotecarios que hay repartidos por toda la región entre Bibliotecas y Agencias de lecturas, y, entre las que se encuentra, la biblioteca arroyana, que a lo largo de su historia ha recibido numerosos premios y reconocimientos por diversos proyectos de animación lectora y cultural, que dejan patente el trabajo bien hecho a lo largo de los años.

Este galardón supone el «Premio» regional de Fomento de la lectura en Extremadura que recibe y se suma a los ya ganados en los años 2006 con Biblioarroyo, 2011 con «Bibliofamilias», 2015 con el proyecto «Bibliotour familiar» y en 2016 con «Docebiblio Experiencias en familias», aunque estos no han sido los únicos reconocimientos obtenidos ya que en los años 2007, 2008 y 2009 la Biblioteca Pública Municipal de Arroyo obtuvo los premios nacionales de Animación a la Lectura María Moliner.

La concesión de este premio supone un reconocimiento y un refuerzo positivo para las actividades que, en colaboración con el Ayuntamiento de Arroyo de la Luz, ya habían comenzado y entre las que se encuentran unas jornadas de puertas abiertas, «Descubre los mensajes ocultos» y varias rutas por los entornos de la localidad en la que se entrelazaban literatura, tradiciones y costumbre y que responden a un cronograma de actividades planificadas desde el mes de enero hasta el mes de diciembre del presente año y que se ejecutarán a través del plan de Actuación.

«Intentamos poner nuestro empeño en contribuir al máximo la distancia entre el libro y el joven. Tratan de presentar nuestro proyecto con posibilidades cercanas, como experiencias posibles para que los adolescentes acaben eligiendo un libro voluntariamente para pasar sus ratos libres», declararon los trabajadores de la Biblioteca. Y es que en esta ocasión han dado un giro a sus objetivos, pasando de programas destinados a la lectura en familia a uno orientado a los adolescentes. Para lograrlo, en el plan de fomento se han incluido metodologías destinadas a despertar curiosidad y el entusiasmo en los participantes y que pasarán por el uso constante de las nuevas tecnologías, dando así una vuelta de tuerca a lectura tradicional.

2019 está siendo un año de grandes cambios en la biblioteca pública de Arroyo de la Luz, sin dejar de lado la campaña de fomento a la lectura.

Entre las novedades que han llegado este año se también hay nuevas instalaciones, entre ellas la planta 1ª en la que se ubica la nueva sala de estudio. Se ha producido también una mejora de mobiliario que afecta tanto a la nueva planta como a la ya existente, en la que se ha procedido con la adecuación de la zona infantil. Además la biblioteca ha ampliado y mejorado este año sus servicios al integrarse en la Red Extremeñas de Bibliotecas, siendo pioneros al ser seleccionados en la primera fase de ampliación para incorporarse al nuevo préstamo en Red.

Para ello, los trabajadores de la Biblioteca han tenido que actualizar los métodos y programas de trabajo y gestión, proceso que continúa hoy en día y que pasa por adaptar años de trabajo en un programa de gestión propio al nuevo programa Absysnet.