Uno de los talleres llevados a cabo en el centro arroyano. / Circular Fab Arroyo de la Luz

El Circular FAB de Arroyo de la Luz ha participado en el CodeWeek

HOY ARROYO DE LA LUZ Arroyo de la Luz

Entre el 17 y el 21 de octubre se ha celebrado el evento global de la Semana Europea de la Programación o 'CodeWeek'. Esta semana se lleva a cabo en diversos lugares del mundo desde su inicio en Europa en 2013. Este año, por primera vez, la Red Circular Fab ha participado a través de una serie de acciones desarrolladas en los diferentes centros.

En el Circular Fab de Arroyo de la Luz se ha trabajado con diferentes colectivos haciendo hincapié en la aplicación de la programación en sectores económicos importantes en la región como son la agricultura y la ganadería. Entre las diferentes acciones que han llevado a cabo han creado un sistema de reigo automático con procesos básicos de domótica; y una estación meteorológica donde comprobar la diferencia de tolerancia de las medidas que se obtienen dependiendo de la calidad de los sensores. Además, las personas que se han iniciado en estos talleres han usado tarjetas Micro:bit, un pequeño ordenador que programaron para enviar y decodificar mensajes en código morse.

Según indica el técnico responsable del centro de Arroyo de la Luz, Francisco Fernández, algunas personas han mostrado especial interés en los proyectos que tienen aplicación en procesos de domótica para controlar sistemas de calefacción en segundas residencias, la apertura automática de puertas de garaje y el mecanismo de elevación de persianas.

Para las personas participantes en los talleres, ha sido «muy curioso descubrir cómo se pueden programar pequeños dispositivos para que se enciendan a ciertas horas y evitar los robos cuando no hay nadie en el interior de una casa», matiza Fran. La programación es la parte que les ha resultado más complicada de entender, pero el hecho de usar un entorno de desarrollo basado en bloques, ha supuesto que esta primera toma de contacto con el ámbito del pensamiento computacional no haya sido tan compleja. El desarrollo de este tipo de sesiones de corta duración resulta muy atractivo para las personas que no se han iniciado aún en el mundo de la programación, a diferencia de otras formaciones de mayor extensión en el tiempo.

Como conclusión a esta primera campaña de la Code Week, Fran Fernández señala que «es fundamental promover el aprendizaje de la programación en todos los estratos de la sociedad, sobre todo para que las personas entiendan la importancia de los algoritmos en un mundo en el que predominan los sistemas de inteligencia artificial».