Ávila habla con el equipo antes de una sesión de entrenamiento. / A. I. P.

El Arroyo vuelve a los entrenamientos para preparar la segunda vuelta de la liga

Ana Isabel Padilla Macías
ANA ISABEL PADILLA MACÍAS Arroyo de la Luz

El pasado lunes, día 3 de enero, primer día laboral del recién estrenado año 2022, el Arroyo CP volvió a los entrenamientos para comenzar a prepararse de cara a la segunda vuelta de la liga.

El equipo volvió con 2 por Covid; David Gallego y David Sánchez. En caso de Sánchez, se espera que esta misma semana esté ya trabajando con el equipo. Por su parte, Gallego, se espera que vuelva la semana que viene. Ambas bajas se han dado durante las fiestas navideñas, con lo que no han influido en el resto del equipo al no haber tenido ningún contacto entre ellos.

Por otra parte cuentan con varios jugadores lesionados que vienen desde el final de la primera vuelta, con los que están trabajando para intentar recuperarlos de cara al primer partido del próximo domingo 9 de enero.

Desde este medio de comunicación hemos hablado con el entrenador, Miguel Ángel Ávila, quien ha manifestado que los primeros entrenamientos que han llevado a cabo han transcurrido muy bien. «Han venido todos con muchas ganas porque al final son muchos días de vacaciones los que les hemos dado y han recargado pilas, así que vienen con muchas ganas y mucha ilusión», ha señalado.

Ávila también ha comentado que el partido del domingo les ha trastocado la planificación ya que esperaban haberlo cambiado para la próxima semana, el día 16, cuando el equipo descansa, pero finalmente la Federación no ha permitido el cambio, haciendo que tengan menos días de entrenamientos de los que contaban en principio.

Con respecto al comienzo de esta segunda vuelta, Ávila comenta que llegan con buenas expectativas, sobre todo analizando la primera parte de la competición, que «se cerró bastante bien».

«De la primera vuelta no se le puede poner ningún pero al equipo», apunta el entrenador del club arroyano. «Está claro que todos queremos más, que ha habido partidos que yo pienso que hemos podido sacar más, pero en líneas generales creo que el rendimiento del equipo ha sido bueno en función de las circunstancias que hemos tenido, que hemos seguido teniendo muchos problemas de lesiones y, lógicamente, eso nos merma».

Ávila apunta que la segunda vuelta será complicada ya que todos los equipos van a reforzarse, además de porque cada vez queda menos y «cada partido es una final». Igualmente señala la igualdad que hay en el grupo, estando los equipos separados unos de otros por muy pocos puntos. «Lo mismo que es difícil tenemos las mismas opciones que los demás, al final va a ser un poco cuestión de regularidad, el equipo que sea más constante, que sea más regular va a ser al final el que consiga el objetivo».

«Es una frase hecha, pero hay que ir partido a partido porque es una realidad», apunta, «no podemos pensar más allá y menos con el Covid porque ahora mismo está entrando de lleno en todos lados. Imagino que todos los equipos estarán igual, pero es un problema. Al final lo que sí me ha enseñado esto es que hay que ir día a día, semana a semana».