Encomienda arroyana con ADN extremeño

Eladio Jiménez./A. Méndez
Eladio Jiménez. / A. Méndez

Eladio Jiménez y Miguel Ángel Ávila ultiman la confección de un plantel para reverdecer viejos laureles con jugadores de la tierra

J. CEPEDAArroyo de la Luz

El Arroyo no ha necesitado cruzar las virtuales fronteras regionales para devolver la ilusión a sus aficionados. El cuadro blanquiazul iniciará su quinta temporada consecutiva en Tercera con un plantel con ADN cien por cien extremeño. A los 16 jugadores ya confirmados por la entidad se suman otros tres en período de prueba y también con acento de conquistadores.

Tanto el técnico, Miguel Ángel Ávila, como el director deportivo, Eladio Jiménez, no solo han sido capaces de retener a buena parte del esqueleto de la última campaña, sino que también han incorporado caras nuevas de reconocido prestigio, como es el caso de Jorge Caballero o Ricardo Durán, entre otras. La última adquisición fue ayer la de Álvaro Encabo, defensor de 19 años procedente del Moralo, equipo al que los blanquiazules vencieron el pasado miércoles por un gol a cero en un amistoso disputado en el Municipal de Arroyo de la Luz.

A juicio de Jiménez, el talón de Aquiles en la confección del plantel se ha situado en la posición de mediocentro defensivo, donde por el momento no existen piezas específicas tras intentar la llegada de hombres como Juanqui Núñez, Juan Carlos Gimeno o Dylan. No obstante, el director deportivo del Arroyo confía en la versatilidad de otros hombres del grupo para desempeñar esta función con solvencia. «Para fichar a un jugador, tenemos que tocar a 200», explica Jiménez haciendo referencia a las dificultades existentes en los clubes humildes. A pesar de ello, confía en que su equipo pueda codearse con otros equipos que previsiblemente estarán en la zona media-alta de la clasificación, como es el caso del Jerez. En su particular quiniela, Eladio Jiménez vaticina que Villanovense, Cacereño, Moralo, Coria y Extremadura B, por este mismo orden, coparán los cinco primeros puestos al término del campeonato. «Lo importante es que nosotros no pasemos apuros», dice refiriéndose al objetivo de la permanencia arroyana sin descartar otras cotas de mayor calado para sus intereses.

El cuadro arroyano tendrá una nueva prueba de fuego mañana sábado ante al Cacereño con la disputa de la primera eliminatoria de la fase regional de la Copa Federación (Municipal de Arroyo, 20.30 horas). El director deportivo del Arroyo hace un llamamiento a los aficionados: «Hemos hecho un esfuerzo grande tanto el club como el cuerpo técnico para tener la mejor plantilla posible. Vamos a intentar hacer un buen fútbol para que disfruten y no sufran tanto como la temporada pasada».