El Extremadura Arroyo suma y sigue, ya van siete victorias consecutivas, y afianza su liderato y sus opciones de Copa

Yohana Rodríguez e Inma Lavado en una acción de bloqueo/Nina Bañegil
Yohana Rodríguez e Inma Lavado en una acción de bloqueo / Nina Bañegil

REDACCIÓNArroyo de la Luz

El Extremadura Arroyo logró en la tarde de ayer su séptima victoria consecutiva esta temporada, en este caso ante el Universidad de Valladolid, al que derrotó por 3-0 (25-15, 25-15 y 25-12), un resultado que le consolida en su condición de líder y que afianza sus opciones de disputar la Copa de la Princesa los próximos días 12 y 13 de enero.

El equipo que dirige Adolfo Gómez ha sumado además un nuevo triunfo, lo mismo que la jornada anterior, con la baja de una jugadora básica en su septeto titular, ya que si hace siete días no pudo jugar su capitana Yohana Rodríguez, en el encuentro de ayer no lo hizo la opuesta Isa Espino, sin que en ninguno de los dos casos eso haya propiciado ninguna rémora al equipo.

Por otra parte, la victoria por 3-1 de Torrelavega sobre Torrejón (3-1), separa a cinco puntos al conjunto madrileño del extremeño, lo que hace depender a éste último de sí mismo para lograra el objetivo de la clasificación para la competición copera.

La central del cuadro cacereño Inma Lavado terminó siendo la máxima anotadora de su equipo y del partido (16 puntos), bien secundada por Bruna Paixao (14) y Yohana Rodríguez (10), mientras en el bando vallisoletano Aía Illerías fue su máximo referente en ataque (6), por delante de Patricia Ramos, Andrea Pinillos y Anaís Álvarez de Granada, todas con tres tantos.

El encuentro resultó un monólogo de claro color local, a pesar de que Gómez fue dando minutos de juego a casi todas sus jugadoras de banquillo, una circunstancia que no propició en ningún momento una bajada en el nivel de juego de la formación de Arroyo de la Luz.

Lavado y Quiuqui apenas encontraban oposición en sus ataques a primer tiempo, al tiempo que Rodríguez, Paixao, Carmen Castaño y Laura Pallero también mostraban su eficacia en el ataque por las alas.

Tras el 25-15 del primer juego, el buen hacer ofensivo de Illerías posibilitó que el electrónico permaneciera igualado hasta el empate a siete.

A partir de ese momento, y a pesar de los tiempos técnicos solicitados por el técnico castellano-leonés, Álvaro Hernández, el Extremadura Arroyo fue abriendo brecha en el marcador, hasta firmar otro 25-15.

En la tercera manga, y aunque fueron numerosos los cambios efectuados por Adolfo Gómez, el cuadro cacereño puso velocidad de crucero desde su inicio, y certificó el triunfo final con un rotundo 25- 12.

El conjunto extremeño rendirá visita la próxima jornada al CAEP Soria, equipo en el que militan las mejores promesas del voley español.

 

Fotos

Vídeos