El Extremadura Arroyo vuelve al trabajo con la vista puesta en la semifinal de la Copa ante el Hotel Cide del 12 de enero

Euforia en el Extremadura Arroyo tras su última victoria, décima consecutiva/Nina Bañegil
Euforia en el Extremadura Arroyo tras su última victoria, décima consecutiva / Nina Bañegil

HOY ARROYOArroyo de la Luz

La plantilla del Extremadura Arroyo volvió ayer tarde-noche a las sesiones de entrenamiento después de gozar de una semana de descanso, con la vista puesta en el partido correspondiente a la primera semifinal de la Copa de la Princesa que le enfrentará al JS Hotel Cide el próximo 12 de enero, a partir de las 17.00 horas, en el pabellón Germán Escalas de Palma de Mallorca.

Justo una semana después de lograr su décima victoria consecutiva en el Grupo A de Superliga Femenina 2 (SF2), el equipo que entrena Adolfo Gómez volvió al trabajo en la pista del Municipal de Arroyo de la Luz con dos semanas por delante preparar el que era su primer objetivo de la temporada, la cita copera.

En el supuesto que el conjunto extremeño obtuviera la victoria ante el cuadro anfitrión del torneo, disputaría la gran final al día siguiente, a partir de las 11.00 horas, ante el vencedor del enfrentamiento entre el Kiele Socuéllamos castellano-manchego y el Autos Cancela Zalaeta gallego.

Gómez y le preparadora física del cuadro cacereño, Judith Pérez, han planificado un miniciclo de acondicionamiento fisiológico con el propósito de que las jugadoras lleguen en la mejor forma posible a la competición del KO.

Durante dos semanas, el técnico de la escuadra de Arroyo de la Luz alternará sesiones físicas y de trabajo táctico, con otras de visionado de partidos de su rival.

«Siempre hay que conocer a tu adversario y sus puntos fuertes y menos fuertes, aunque lo que más preocupa es que seamos capaces de olvidarnos de la tensión vivida en las últimas de SF2 y afrontar este apasionante reto con la ilusión que supone llegar a la disputa de la Copa de la Princesa», ha concluido Adolfo Gómez.

 

Fotos

Vídeos