Juliana Ocaña con la camiseta del San Lorenzo argentino. / Cedida

Juliana Ocaña, entre las mejores anotadoras de la primera jornada de Superliga 2.

Ana Isabel Padilla Macías
ANA ISABEL PADILLA MACÍAS Arroyo de la Luz

El pasado sábado, día 8 de octubre, el Extremadura Arroyo debutó jornada inaugural del Grupo A de Superliga Femenina 2 y lo hizo con una victoria frente al Fedes Ascensores La Laguna con un marcador de 3-1.

La rematadora punta argentina Juliana Ocaña, que dio un recital ofensivo por el ala, se convirtió en la máxima anotadora del encuentro (22 puntos), bien secundada por la incombustible Janine Sandell (18) y Balbi Ulla (9).

Gracias a esta gran actuación, la argentina fue incluida entre las mejores anotadoras de la primera jornada de Superliga 2, concretamente en el cuarto puesto.

La jugadora de 22 años, procedente del Atenas de Córdaba, lleva jugando desde los 15 años, habiendo militado en diferentes equipos de élite de voliebol de su país natal.

Además de su vasta experiencia en equipos en la A1 y A2 argentina, Atenas Córdoba, GELP, CEF 5 La Rioja, San Lorenzo o Universitario de San Juan, la receptora también cuenta con una amplia experiencia internacional con el combinado nacional de su país, con la que llegó a ganar una medalla de bronce en los Juegos Panamericanos U23 disputados en Cali (Colombia).

La jugadora llegó a un acuerdo con el club arroyano el pasado mes de julio cerrando su contratación para la presente temporada. Ocaña afirmó, sobre su aceptación de la propuesta de la entidad cacereña, que «cuando hablé con su entrenadora, Flavia (Lima), me pareció muy interesante el proyecto de club, ya que su objetivo es estar entre los primeros de la categoría».

«Además, me ilusiona lucho saber que voy a compartir vestuario con una de mis compañeras de la selección albiceleste (Balbi Ulla), en nuestra primera salida profesional de Argentina».