Ana Lucas (28) junto a compañeras y seguidores del Gioca Volley Team Urbino. / Cedida

Ana Lucas regresa al Extremadura Arroyo tras su aventura italiana en Urbino

HOY ARROYO DE LA LUZ

La jugadora arroyana Ana Lucas volverá la próxima temporada a la disciplina del Extremadura Arroyo, tras su aventura italiana de un año en Urbino, adonde marchó con una beca Erasmus - cursó tercero de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte- y donde aprovechó para jugar en el Gioca Volley Team Urbino, que milita en la Serie C.

Lucas (Arroyo de la Luz, Cáceres, 2001), explica que recientemente mantuvo una reunión con la entrenadora del conjunto extremeño, Flavia Lima, «me dijo que quería contar conmigo de nuevo y no lo dudé ni un momento, ya que mi gran ilusión era volver al club en el que me hice como jugadora y entrenadora».

Respecto a su periplo italiano, la jugadora afirma sentirse «muy agradecida», ya que durante los meses que residió en Urbino, «tanto la directiva como las compañeras me hicieron sentir como en casa, ayudándome y cuidándome hasta en los detalles más pequeños».

«He aprendido muchísimo, he conocido otra forma de trabajar y competir, desarrollando otro 'rol' diferente, y además he tenido la fortuna de poder disfrutar cada dos semanas de partidos de la A1, ya que en esta ciudad milita el Megabox Volley Vallefoglia, lo cual ha sido una auténtica pasada», prosigue.

En relación a su vuelta a la entidad cacereña, Ana Lucas asevera que se siente «muy ilusionada con el nuevo proyecto que se plantea; estoy convencida de que Flavia y Adolfo -Gómez- confeccionarán un equipo bueno y competitivo, que permitirá que el sueño del voleibol de élite siga siendo una realidad en Arroyo de la Luz».

«Otro reto que se nos presenta para la próxima campaña es el derivado del fin de la pandemia, para que las niñas de Arroyo vuelvan a apoyarnos como siempre, tanto en sus respectivos equipos de cantera, como los sábados en el pabellón en nuestros partidos de Superliga Femenina 2, para que nunca acabe el voleibol en nuestra localidad», concluye la jugadora.