Beu Meléndez-Pál, la mezcla perfecta de pasión cubana y cerebro húngaro que dirige al Extremadura Arroyo

Beu Meléndez-Pál, directora de juego del Extremadura Arroyo/Voleibol Arroyo
Beu Meléndez-Pál, directora de juego del Extremadura Arroyo / Voleibol Arroyo

REDACCIÓNArroyo de la Luz

La colocadora del Extremadura Arroyo, Beatrix (Beu) Meléndez-Pál, cumple con la presente siete temporadas en el club extremeño, en las que ha saboreado todo tipo de coyunturas, y en la actualidad, con la experiencia que le otorgan sus 32 años, dirige el juego ofensivo de sus compañeras con esa mezcla perfecta que le confiere su doble ascendencia, pasión cubana por un lado y cerebro húngaro por otro.

Meléndez-Pál nació en La Habana (1986), hija de Olman (cubano) y Beatrix (húngara), una cuestión que la singulariza, como ella mismo reconoce, tanto en su vida social, como deportiva, hasta límites insospechados.

Se reconoce a sí misma en la cancha como una jugadora «con fuerte carácter, pasional en grado sumo, que me fío de mi instinto y de mis contadas improvisaciones, pero al mismo tiempo responsable, analizadora de todos y cada uno de los detalles que rodean a un partido o a un rival».

La colocadora del conjunto cacereño que entrena Adolfo Gómez y lidera el Grupo A de Superliga Femenina 2 (SF2) manifiesta que, aunque en las temporadas pasadas también existía un buen clima de trabajo entre las integrantes del Extremadura Arroyo, «no ha sido hasta esta campaña cuando he visto que el 'buen rollo' entre toda la plantilla está siendo clave para la marcha del equipo».

«Recuerdo que en pretemporada, en ciertos momentos llegué a pensar que el equipo no estaba 'fino', pero al mismo tiempo veía actitudes y comportamientos que me llevaban a pensar que dentro de la plantilla había verdadera unión, que éramos solidarias, y esta cuestión, unida a la madurez de juego alcanzada tras el varapalo que nos llevamos en Torrelavega, ha propiciado que contabilicemos ocho victorias consecutivas», ha afirmado.

Beu Meléndez-Pál, designada dos veces esta temporada mejor colocadora de SF2, asume que tras la próxima jornada, en la que la escuadra de Arroyo de la Luz le tocará descansar por mor de un calendario con un número impar de formaciones, llegará el partido más importante de la campaña hasta este momento, frente al CV Sestao (Vizcaya), ya que en el mismo se pondrá en juego la posibilidad de proclamarse Campeón de Invierno y lograr una de las dos plazas que dan derecho a disputar la Copa de la Princesa.

Pero al mismo tiempo asevera que no experimenta ningún tipo de tensión 'extra' por la importancia y trascendencia del próximo partido, «y no lo digo por una malentendida chulería o falsa seguridad en nuestras posibilidades».

«Me consta que en el seno del club y entre nuestra afición existe una mezcla de sentimientos encontrados, de nervios y de ilusión por lograr la clasificación copera, y es entendible, pero a pesar de que esto es un deporte, y que siempre puede pasar cualquier cosa, debemos entender, siempre desde la humildad, que por nuestra trayectoria y por jugar ante nuestro público, no debemos fallar», asevera.

La colocadora concluye reconociendo que «hace mucho tiempo que no jugamos un partido tan importante, y es en esos encuentros donde verdaderamente experimentas una satisfacción doble, donde te creces y donde casi sin darte cuenta se establece esa magia que nos une como compañeras y con nuestra afición, así que sin brindar antes de conquistar nada, disfrutemos de este momento que es histórico para el voleibol y el deporte extremeños».

 

Fotos

Vídeos