El Mérida defiende el liderato en Arroyo

Javi Martín, cedido al Arroyo, no podrá jugar ante su exequipo./HOY
Javi Martín, cedido al Arroyo, no podrá jugar ante su exequipo. / HOY

Santi Amaro recupera a Kevin y a Mario Ramón, mientras que Miguel Ángel Ávila no podrá contar con Javi Martín por la cláusula del miedo

M. G.Arroyo de la Luz

El Mérida defiende esta tarde su liderato en Arroyo de la Luz, un campo que los emeritenses no visitaban desde hace ya ocho temporadas. Por entonces perdió con un gol del exromano Toni, entonces en las filas del equipo blanquiazul. La última vez que ganó se denominaba UD y fue en 2005. «Es un campo pequeño, tipo Castuera o Diocesano. pero su césped artificial, creo, es uno de los peores del grupo porque tiene mucho tiempo», lo recuerda Santi Amaro, que jugó allí sólo una vez y marcó vistiendo la camiseta del Cacereño.

Encaran el partido en buen momento ambos equipos: el Arroyo sólo ha perdido un choque de los seis últimos, empatando en Plasencia y Cáceres y ganándole hace siete días al Coria en Moraleja; el Mérida, por su parte, se aupó la semana pasada al liderato tras casi una vuelta sin perder, aunque suma dos empates en las tres salidas del 2019.

Santi Amaro podrá contar con toda su plantilla, de hecho se han quedado fuera de la lista por decisión técnica Héctor y Heo. Miguel Ángel Ávila, por su parte, no podrá contar con el lesionado Juanjo Polo y Javi Martín, autor del gol de la victoria la última jornada, por la cláusula del miedo. «Sin Javi van a perder a un buen futbolista y velocidad arriba. Pero su otro fichaje de invierno, Javi González, le ha dado mucho sentido a su fútbol en el centro del campo. El Arroyo ha crecido, sobre todo defensivamente», dice de su rival el técnico emeritense. Miguel Ángel Ávila, ante la ausencia de Javi Martín, podría jugar arriba con dos mediapuntas, Javi González y Javi Márquez; o meter a un 'nueve' más puro como Aitor; o apostar por Javi González y Chipu o Javi González y Javi Durán. Son las variantes que baraja el técnico arroyano.

Ha sido tan importante la revolución en el vestuario del Mérida que el cuerpo técnico ha llegado a tal punto que incluso rotando le sale un buen equipo titular. En el centro del campo, hay cinco puestos para ocho futbolistas. Y en las últimas jornadas han descansado Cristo, Curro, Muneta o Joaqui Flores. Mario Ramón y Kevin vuelven a entrar en convocatoria, aunque con el ariete argentino se arriesgará poco al salir de una lesión muscular.

«Siempre salimos a adelantarnos en el marcador lo antes posible», alega el técnico emeritense a los que le acusan de apostar por partidos largos. «Lo que pasa que al principio los rivales están más frescos y enteros y cuesta más. No es sencillo jugar ante equipos que juegan con once futbolistas por detrás del balón. Y luego todos los rivales están bien trabajados, no es fácil. Y siempre es un incentivo jugar ante el Mérida».