El Plasencia vuelve a desafiarse a sí mismo

La UPP, en su mejor momento, recibe al Arroyo sin haber solucionado el tema de salidas y llegadas

JUAN CARLOS RAMOSArroyo de la Luz

El Plasencia representa las dos caras de una misma moneda. Por una parte, se encuentra en su mejor momento de la temporada, con tres victorias seguidas que le han acercado a un solo punto de los puestos de playoff. Por otra, se mantiene la inestabilidad en el seno de la plantilla porque sigue sin solucionarse el tema de salidas y llegadas. En este escenario, el Arroyo supone un nuevo desafío para seguir la estela de los cuatro primeros, que sí se han reforzado.

Una vez materializada la marcha de Kevin al Mérida, la dirección deportiva sigue lidiando con la petición de carta de libertad de otros dos jugadores. Tano, que aún no ha regresado a los entrenamientos, maneja ofertas de la Tercera andaluza. De Flórez, que se incorporó el pasado lunes, se desconocen equipos interesados, pero ni cuerpo técnico ni aficionados quieren que, bajo ningún concepto, juegue en un rival directo como sí ha hecho Kevin.

Ni Tano ni seguramente Flórez serán de la partida frente el Arroyo. A ellos se une Belli por acumulación de amonestaciones y Durántez por lesión. Al menos, regresa Carlos Valverde tras superar unas molestias físicas y Aarón tras cumplir un partido de sanción. El once no variará mucho en relación al que jugó en Castuera. Javi López caerá al carril derecho y Aarón hará dupla de ataque con Kofi. El cuerpo técnico ha pedido dos fichajes, un nueve y un hombre de banda, pero la dirección deportiva sigue rastreando el mercado. Ha habido oferta a Javi Martín, ya ex del Mérida, si bien no parece que el atacante la vaya a aceptar. El Arroyo sí que se ha reforzado. La salida de Miguel Rubia ha encontrado rápidamente reemplazo en Javi González, ex del Moralo.