Un momento del partido frente al Extremadura el pasado 28 de noviembre en que el Arroyo ganó 2-0, / A. I. P.

El presidente del Arroyo apuesta a que la liga, por su igualdad, se dirimirá muy al final

Emilio Pajares señala que el grupo es muy parejo, con su equipo siempre en puestos que permiten soñar

Ana Isabel Padilla Macías
ANA ISABEL PADILLA MACÍAS Arroyo de la Luz

El Arroyo CP se encuentra en estos momentos en el quinto puesto de la tabla clasificatoria, tras la última victoria el pasado domingo frente al Don Álvaro, sumando 20 puntos. Por encima tiene al Jerez, con 21 puntos y justo debajo al Calamonte, con 19.

En los últimos 5 partidos jugados, el equipo ha cosechado 3 victorias, 1 derrota y 1 empate, lo cual pone de manifiesto cómo está transcurriendo la presente liga.

Sobre ello, Emilio Pajares, presidente del club blanquiazul, ha declarado que esa es la tónica general que se está dando esta temporada; unos partidos se ganan y otros se pierden, al igual que el resto de clubes, lo cual se debe a que el grupo 14, en el que juega el Arroyo, está este año muy igualado. «Este año gana todo el mundo y pierde todo mundo, es la línea que creo que llevamos todos los equipos, no siendo el Diocesano, que se ha destacado un poco, pero los demás estamos ahí, lo mismo está uno arriba que está abajo, hay una igualdad grandísima».

Celebración del primer gol frente al Extremadura. / A. I. P.

Con respecto a la ventaja del Diocesano, que tiene en estos momentos 33 puntos, Pajares rememora el partido que jugaron contra ellos, en el cual el Arroyo tuvo la victoria en las manos, ganando por 2-0 hasta los minutos finales, momento en que los visitantes remontaron. «No sé si por el cansancio de nuestros jugadores, por la confianza de que estaba resuelto… esas cosas suelen suceder en los partidos, pero futbolísticamente podíamos haber ganado ese partido».

Suspense hasta el final

Por todo ello, el presidente señala que, en su opinión, la liga va a decidirse en las jornadas finales, porque cada semana la clasificación se mueve mucho y es una situación que se está dando desde el inicio, dada la poca distancia de puntos que hay entre unos equipos y otros.

Teniendo en cuenta todo ello, Pajares afirma que, en su opinión, la plantilla está trabajando bien. «Entrenamos con una normalidad y un nivel muy alto, a veces lo que entrenamos nos sale en los partidos, no sé si porque estamos muy cargados cuando llegamos al partido o si es motivado a las lesiones que tenemos».

El Arroyo ha tenido varios jugadores lesionados desde el inicio de la temporada, como la baja de Moisés de 3 meses, Dani Ollero lleva más de 2 meses sin poder jugar, Giraldo estuvo casi 4 meses… además de que varios jugadores han estado tocados con lesiones menos graves. «Llevamos dos meses o tres que hemos tenido hasta 9 jugadores lesionados», señala el presiente, «los que tenían mucho no podían jugar y los que tenían poco nos daba miedo sacarlos por si terminaban de romperse, pero al final al tenido que salir porque no quedaba otra».

Esta situación está obligando al Arroyo a tirar de los jugadores juveniles para suplir las bajas que se han dado por lesión, pero el presidente siente que «vienen forzados», argumentando que no entiende la razón, pero hasta el momento, a quienes han convocado, han asistido.

Falta de portero suplente

Más le preocupa a Pajares la falta de un portero suplente. Hace unos días, Ismael, el segundo portero, les pidió la carta de libertad y dejó al equipo debido a que solicitaba más minutos de juego. Desde entonces, Miguel es el único que está frente a la portería arroyana. Pajares señala que la portería está muy bien guardada con Miguel, pero necesitan un suplente por si hiciera falta. «Hemos encontrado un chico, hermano de Isaac y Rubén, dos de nuestros jugadores, pero aún no sabemos qué vamos a hacer, de momento estamos con un portero juvenil de suplente». Por ahora, según comenta, le quedan dos meses, hasta finales de enero, para fichar a un portero. «Con uno solo no podemos estar, el juvenil está entrenando bien, pero aún le falta preparación para enfrentarse a un partido».

Con respecto a la situación económica del club, el presidente se muestra algo negativo. «Este año lo vamos a tener difícil… estamos esperando una subvención de la Federación, que llegaría a finales de mes, pero se están pagando varias cosas que están suponiendo un gran desembolso, entre ellas el cambio que hubo este año en los pagos de la seguridad social de los jugadores, la gasolina de los desplazamientos… al final llega un momento que no hay dinero».

A la espera del campo

Otro tema que preocupa al presidente es la cubierta del campo. El club se encuentra a la espera de que se inicien las obras entre diciembre y enero.

Sobre ello Emilio se dice disgustado y sin ilusión ya que, según señala, llevan mucho tiempo esperando esta mejora y está suponiendo que algunos jugadores se lesionen. «Hace dos semanas, de los dos equipos que vinieron, se lesionaron chicos, hace dos sábados se lesionaron 3 de nuestros jugadores… estoy preocupado por el campo porque hay muchas lesiones en jugadores de todas las categorías».

A pesar de ello, se muestra esperanzado en que para enero logren el ansiado objetivo de estrenar césped para la segunda vuelta de la liga.

El presidente del Arroyo finaliza felicitando la Navidad a todos; a socios y aficionados del club, a la corporación del Ayuntamiento y a todas las autoridades y a todo el pueblo de Arroyo de la Luz por parte del equipo, deseando que todos pasen unas felices Navidades y el próximo año venga mejor que el que termina.

El Arroyo celebrando en el vestuario la última victoria frente al Don Álvaro. / Cedida