Los técnicos comprobando el estado de la estrella con la plataforma elevadora. / Cedida

El estado de la estrella del ábside es peor de lo que se pensaba en un principio, si bien es un elemento decorativo

La estructura de la clave y los nervios de la bóveda en perfecto estado

Ana Isabel Padilla Macías
ANA ISABEL PADILLA MACÍAS Arroyo de la Luz

Durante la mañana de hoy viernes, 7 de enero, los técnicos de Patrimonio y de la Diócesis se han personado en la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, de Arroyo de la Luz, para subir con una plataforma eléctrica hasta el ábside de la iglesia, donde el pasado 25 de diciembre se desprendió una piedra de la estrella decorativa en la clave del ábside, mientras la iglesia se encontraba cerrada y sin nadie dentro.

Tal y como ha informado Don Juan Manuel García, párroco de la iglesia, el estado de la estrella es peor del que se apreciaba en un primer momento desde el suelo, ya que está partida y sujetada a la clave de la bóveda con un espárrago metálico, siendo esta la sujeción original pero en una intervención posterior se le pusieron dos grapas, probablemente al comprobar el mal estado de la estrella y en estos momentos una de esas grapas prácticamente no hace nada, con el consiguiente peligro de desplome de la estrella.

La parte positivo es que la clave y los nervios de la bóveda están en perfecto estado.

Los trabajos continuarán el próximo lunes, cuando se procederá a quitar la estrella, para lo que se llevará una segunda grúa a la iglesia.

Como ha señalado el párroco, «si todo sale según lo previsto y se consigue quitar la estrella, a partir de ese momento se podría abrir la iglesia, ya que desaparecería el peligro». Una vez sea desmontada la estrella, los especialistas indicarán los pasos a seguir pero, previsiblemente, podría abrirse la iglesia.

La iglesia permanece cerrada a todo tipo de visitas y actos litúrgicos desde el pasado 5 de enero. En un principio se acotó la zona para que nadie pasara por debajo, pero los técnicos de la Delegación de Patrimonio de la Diócesis y la Consejería de Patrimonio decidieron que por seguridad se cerrara el templo.

Con respecto a las misas, entierros, bodas, bautizos,… que se fueran a celebrar en la iglesia de la Asunción, se celebrarán, en su mismo horario, en la Parroquia de San Antón, sumándose así a los oficios de esta parroquia. La iglesia de la Asunción está cerrada a todas las visitas turísticas y cualquier otra actividad hasta nuevo aviso.

El párroco ha dado las gracias a la Consejería de patrimonio y a la Delegación de Patrimonio de la Diócesis «por su rapidez y eficacia en este problema».