Extremadura ha recuperado el gasto social previo a la crisis

REDACCIÓN

madrid/mérida. La región de Extremadura se sitúa entre las comunidades autónomas que recuperan el gasto en políticas sociales -sanidad, educación y servicios sociales- en términos absolutos desde 2009.

En concreto, en dicho periodo la comunidad extremeña aumenta su gasto en políticas sociales un 0,11 por ciento, lo que se traduce en 3,3 millones de euros más, según un informe de la asociación estatal de directores y gerentes de servicios sociales sobre la evolución de este gasto en cuantías absolutas entre 2009 y 2018, publicado ayer.

Así, Cataluña y Castilla-La Mancha son las comunidades autónomas que mantienen un mayor recorte del gasto en políticas sociales en términos porcentuales desde 2009.

«El estancamiento político y la consiguiente ausencia de presupuestos, ponen en serio peligro el sostenimiento de unos servicios públicos esenciales que podrían volver a la senda del deterioro», alerta esta organización, que explica que este esfuerzo presupuestario se redujo ampliamente entre 2010 y 2013 e inició cierta recuperación partir de 2014, pero que esta se ha visto truncada en los presupuestos definitivos de 2018. El estudio indica que Cataluña invierte un 19,9% menos en política social que antes de la crisis económica, lo que se traduce en 4.124 millones menos, mientras que Castilla-La Mancha ha reducido el gasto un 15,4%, es decir, 939 millones de euros menos que en 2009. Así, Cataluña acumula un recorte comparable con el del total de España, que asciende a 4.190 millones (-3,4%). Las regiones que más mejoran son Baleares, con un aumento del 15,5% (361,8 millones) y la Comunidad Valenciana (6,14%, hasta los 702 millones).