'Todos mis libros son parte de mí, no tengo favorito'

La poetisa arroyana está escribiendo en la actualidad relatos cortos y cuentos infantiles

Carmen Salomón. ::L.H
Carmen Salomón Vicepresidenta del Ateneo Cultural y Social

Carmen Salomón, a sus 66 años, lleva toda una vida entre Madrid y Arroyo, pero en la actualidad vive en su pueblo. Es una persona humilde, como todos los grandes ya que es una poetisa con mayúsculas y  aunque ella dice que es una aprendiz de poeta.  En la actualidad es Vicepresidenta del Ateneo Cultural y Social.

¿Cómo ha sido tu vida desde que salió de Arroyo hasta su regreso?

Salí de Arroyo a los 12 ó 13 años a un pueblo de colonización como es Vegaviana. Con 19 años viaje  a Madrid por motivo de trabajo y el cambio fue abismal y no te digo para bueno como dice toda la gente.

-Se fue a un sitio desconocido

Pero lo que nunca se me olvidará es mi niñez en Arroyo, siempre he sido muy arroyana y siempre que hemos tenido ocasión he vuelto a mi pueblo. En Madrid he   hemos vivido bastante años pero siempre alternándolo con Arroyo, a mi marido le dieron de baja por enfermedad muy pronto, en el 79, con apenas 30 años de una enfermedad generativa del riñón. Por tanto hemos tenido mucho tiempo para ir y venir, y pasar las temporadas aquí, por lo cual creo que de Arroyo no me he alejado casi nunca. Nuca he dejado de hablar de mi pueblo a todo el que me ha querido escuchar. Mi vida fue al principio muy amarga, mi marido enfermó, mi hija murió. Y cuando en el 87 le pusieron el trasplante me empecé a involucrar en las casas regionales de Parla y Pinto

¿Desde qué edad comenzó a escribir?

He escrito de siempre, de muy chiquitita en el mes de mayo ya andaba echando versos clásicos en la escuela a la Virgen y con siete años en la iglesia de San Antón también echaba versos.  Pero lo primero que escribí fue cuando tuve mi primer sobrino que tendría yo 15 ó 16 años y me influyó mucho escribir cuando trabajaba en el campo recogiendo el algodón, me inspiraba mucho.  Empecé a escribir más en serio cuando tenía 18 años, cuando te enamoras y desenamoras. Me quiere,  ya no me quiere. Y después ya  me casé y lo dejé un poco por temas de enfermedades. Empecé a escribir más, a ser jurado para niños pertenecía a la asociación Carolina Coronado

¿Cuál fue la primera obra que escribió?

Fue 'El Caminar de una vida', en el año 89. Me lo pagué yo. Y después de presentarlo en Parla y en Pinto, lo hice en Arroyo, siendo Felicísimo Bello el alcalde. 'El Caminar de una vida' está escrito en creatividad primaria. No hay metáforas. No hay grandes cosas donde lloras por Extremadura, sin buscar sinónimos.

¿Sobre qué escribe?

También he escrito recitales, y sobretodo he escrito sobre mi pueblo.  Entre a formar parte de la Asociación de Pinto y desde allí editábamos libros, se hacía un sorteo y al que le tocaba se le publicaba el libro. Por supuesto que nos costaba siempre dinero ya que la asociación éramos nosotros. Dicen mis compañeros que les enseñé a amar este pueblo. Entre ellos está Eladio San Juan que es un gran embajador de este municipio. Soy un poco tímida, no he vuelto a presentar en Arroyo nada. Mis libros están en la biblioteca pero no les he hecho publicidad.

¿Cuál es el mejor momento del día para escribir?

Yo siempre he escrito por la mañana. Puedo tener todo el tiempo del mundo y no escribir ni una gota, porque yo no llamo a escribir,  escribir me llama a mí. No puedes decir yo me siento ahora y escribo un poema.

¿Qué lo primero que recuerda que le publicaron?

Dos poemas en el libro de las fiestas de Arroyo, antiguamente publicaban poemas en ellos. Yo me llevé una gran sorpresa cuando publicaron dos míos. Y también me hizo mucha ilusión el ser pregonera por primera vez de la Virgen de la Luz en el año 1994 y después en el 2007.

¿De qué manera se ha involucrado en Arroyo?

Siempre que venía he colaborado mucho en todo, recuerdo un maratón con don José Luis Rojo, que se celebró para recaudar fondos para reparar el tejado de la iglesia de San Sebastián. También nos reuníamos un grupo en el Palacio para leer y hablar de  muchas cosas.

¿Cómo nació el Ateneo Cultural y Social de Arroyo?

Pensábamos en crear una Asociación y Loli, la mujer de Eladio nos dio el empujón que necesitamos, ella siempre está al pie del cañón y nos propone las ideas. Nos envió a conocer al alcalde Santos Jorna, que entonces llevaba un mes en su cargo y él nos propuso el crear al Ateneo. Hemos tenido mucho apoyo por parte del Ayuntamiento siempre y sobre todo por parte del público siempre nos acompaña.

¿Cómo decide o elige el autor el tema para escribir un libro?

Él me elige a mí. Cuando nace mi segundo libro  'El rosal negro', él me fue eligiendo. En esos momentos estaba muy eufórica,  estaba enamorada del amor otra vez, iba por los colegios a recitar. Entonces yo había abrazado una vida que antes no la había tenido entonces se nota en el libro.

¿Cuántos libros tienes escrito?

Tengo los dos mencionados y 'Retazos de amor y tierra'. Ese lo prologó Eladio San Juan, surge de la posibilidad de amar a la tierra al igual que amas a un ser humano. Es un libro que va muy mezclado, en realidad puedes hablar a la tierra y la puedes abrazar. Me considero una poeta romántica. El cuarto libro fue 'A flor de piel' es un libro más de amor y desamor, con poemas muy cortos. Todos mis libros tienen  algo relacionado  que hay que buscarlo, en todos está mi hija la que perdí.  'Tiempos de renacer' este surgió un día que sentía melancolía y de repente sentí algo que me impulsó a escribir y así surgieron los primeros borradores. Los escritores hacemos los borradores y después modificamos. Yo no modifico mucho. Don Juan Ramos me dio un consejo: 'Cuando alguien que escribe y después lo rectifica le puede llegar a matar el espíritu, toda la intención que has puesto y toda la espontaneidad'. Yo lo tengo muy encuentra. 

'La burbuja'  surgió de una noche que tenía fiebre y me sentía muy mal y de repente me sentí como en una burbuja con los poemas. Después surgió 'Entre dos cauces' es muy espiritual. En todos mis libros hay mucho espiritual. Influye mucho el estado de ánimo en el que te encuentras. María Jesús Vivas decía que nunca escriba una mano lo que el corazón no siente, cuando un poeta miente ni es poeta ni es humano. 'Perla Negra' es un libro de poesía social, que surge después de ver las atrocidades de la guerra de Bosnia. Le sigue 'La búsqueda de mi silencio'. El siguiente libro lo empecé a escribir el día que mi hija tenía que haber cumplido 29 años, se titula 'Navegando en el tiempo' y son 29 cartas en las que la traigo a la vida de alguna manera. Este es el más autobiográfico, la hago cumplir su primer año, hacer la comunión, tener sus primeros amores y le digo mientras yo viva tu vivirás. El prólogo es de Martín Panadero.

¿Y su última obra?

Desde el año 2000 no he vuelto a publicar. Está esperando para salir 'La voz del sueño',  la voz que cada hombre siempre lleva su costado. Es la voz de la infancia. Ahora me gusta mucho escribir relatos cortos de misterios y también cuentos infantiles

¿Cómo surgen los títulos de sus libros?

El título es lo primero que surge después comienzas a escribir.

¿Cómo elige los prologuistas?

He tenido la suerte de que todos los prologuistas los he elegido yo. Tengo la gran suerte de que nadie me ha dicho que no. Cada libro lo tengo para la persona adecuada.

De todos sus libros, ¿cuál es el libro al que le tiene mayor cariño y por qué?

Imposible contestarlo. Son parte de ti, de tu momento, de lo que has vivido. Todos son nacidos de ti. Para terminar quiero decir que se ha cumplido uno de los sueños más importante de mi vida, que después de caminar por el mundo estoy donde siempre he querido estar.