Iniciación al Parkour en el ECJ de Arroyo de la Luz

Iniciación al Parkour en el ECJ de Arroyo de la Luz

Ana Isabel Padilla Macías
ANA ISABEL PADILLA MACÍASArroyo de la Luz

El Espacio para la Creación Joven de Arroyo de la Luz está acogiendo durante el verano varios cursos y talleres pertenecientes a los programas 'Mi Primer Espacio' y 'Talento al Descubierto', puestos en marcha por el Instituto de la Juventud de Extremadura, del que dependen, en varias localidades extremeñas.

Dentro del programa Talento al Descubierto, los martes y jueves del 1 al 20 de agosto, a las 12.00 horas, se desarrollará un taller de Parkour.

En el mismo se explicarán los orígenes, filosofía, técnicas y ejercicios de Parkour, una disciplina física y mental en la que se aprovechan las virtudes que ofrece el cuerpo tanto en un entorno urbano como natural. Se trata de ir desde un punto A hasta un punto B de la forma más rápida y fluída posible.

Al igual que en el resto de cursos y talleres que acoge el ECJ, es necesario inscribirse en el ECJ de la localidad, en la calle Virgen de Guadalupe 26 con Hernán Cortés. También se puede pedir más información llamando a los números 927 271 504/653957330.

El taller de Iniciación al Parkour, como todos los que forman parte del programa 'Talento al Descubierto', está dirigidio a jóvenes mayores de 14 años.

El Parkour es una disciplina que comenzó a extenderse en los años 80 en Francia a manos de dos jóvenes llamados David Beller y Sebateièn Foucan. A los practicamentes de Parkour se les llama Traceurs (si son chicos) y Traceurses (si son chicas), trazadoras o trazadores de recorridos sería su traducción en español.

El traceur o la traceurse no deben deteriorar el entorno ni molestar a las personas. Tienen unos principios, un lema, una filosofía.

Esta filosofía es de autosuperación y no competitividad. El lema de la filosofía del parkour es 'Ser & Durar', que engloba valores como la humildad, el nunca retroceder, y la no rivalidad a otros traceurs o traceurses.

Todo se basa en la palabra entrenar. Practicar con un ritmo gradual es la clave para ir puliendo la técnica y así ver hasta dónde se puede llegar; 'La repetición es la base de la perfección'.