Desde primera hora el cementerio ha recibido a numerosos visitantes. / A. I. P.

Numerosos visitantes se acercan al cementerio arroyano en el Día de Todos los Santos

Ana Isabel Padilla Macías
ANA ISABEL PADILLA MACÍAS Arroyo de la Luz

Un año más, el cementerio municipal de Arroyo de la Luz está recibiendo la visita de cientos de personas que se están acercando hasta el lugar para continuar con una de las tradiciones más arraigadas, la celebración del Día de Todos los Santos.

Como es habitual, ya en los días previos fueron muchas las personas que comenzaron a acercarse para limpiar y arreglar los nichos de sus familiares con ramos y centros de flores pero es hoy cuando la afluencia de gente para rendir homenaje a sus seres queridos es mayor.

Aunque ya el pasado año se pudo celebrar esta fecha sin las restricciones de la crisis sanitaria, al pasear por el cementerio se veía una diferencia con el pasado 2021; la ausencia de mascarillas, única imagen que el pasado año recordaba aún la presencia del coronavirus, de forma que ya hoy la fecha ha vuelto a ser completamente lo que era en años prepandemia.

Desde primera hora de la mañana, el aparcamiento del cementerio ha estado lleno y dentro se podían encontrar numerosas personas paseando entre las distintas calles del recinto, paradas ante diferentes panteones, poniendo flores o cambiándolas y limpiando las lápidas.

A pesar de la espesa niebla y de la leve llovizna con la que amaneció la mañana en Arroyo de la Luz, finalmente el tiempo ha dado una tregua para que tanto los vecinos como los visitantes hayan podido acercarse al cementerio en esta fecha tan señalada y tradicional.