Según las primeras impresiones, el desprendimiento de la piedra no afecta a la estructura de la iglesia de la Asunción

Ana Isabel Padilla Macías
ANA ISABEL PADILLA MACÍAS Arroyo de la Luz

El pasado 25 de diciembre, cuando no hay nadie en la iglesia y esta se encontraba cerrada, se desprendió la punta de la estrella que se encuentra situada en la clave del ábside de la iglesia, en el presbiterio, y cayó justo a metro y medio delante del altar. Desde entonces la iglesia permanece cerrada a visitas y cualquier oficio litúrgico.

Lo primero que se hizo, tal y como explica el párroco de la iglesia, Juan Manuel García, fue acotar la zona con dos líneas de seguridad para que nadie pasara cerca por si hubiera más riesgos de desprendimientos y llamar a la Delegación de Patrimonio de la Diócesis y a la Consejería de Patrimonio, que llegaron el día 5 de enero y a quienes del párroco agradece la eficacia y rapidez mostrada por ambos organismos al presentarse sin demora para comprobar los daños.

Don Juan Manuel ha comentado que, según la primera impresión emitida por los técnicos, «este desprendimiento no afecta a la estructura de la iglesia, ya que no es parte de la estructura de la clave donde se juntan los nervios de las bóvedas, sino que la estrella policromada está acoplada a la clave como un elemento decorativo, creemos que está sujeta por una grapa metálica».

Aún así, y para prevenir riesgos, decidieron que mientras no se sepa el estado de la estrella, los técnicos optaron por el cierre de la iglesia, «que es lo correcto para no tener que lamentar ninguna desgracia», apostilla el párroco.

Durante la mañana de hoy viernes, 7 de enero, los técnicos de la Consejería de Patrimonio y de la Diócesis se personarán en la iglesia arroyana y subirán con una plataforma eléctrica para evaluar el estado de la estrella y decidir la intervención que se necesite.

El párroco ha rogado paciencia a la población ya que, por seguridad, no se puede abrir la iglesia para nada hasta que no haya garantías de que no hay ningún peligro.

Con respecto a las misas, entierros, bodas, bautizos,… que se fueran a celebrar en la iglesia de la Asunción, se celebrarán, en su mismo horario, en la Parroquia de San Antón, sumándose así a los oficios de esta parroquia.

Igualmente la iglesia de la Asunción está cerrada a todas las visitas turísticas y cualquier otra actividad hasta nuevo aviso.