Varios ejemplares de la dehesa arroyana. / CI Dehesa de la Luz

La Vaca Retinta, otro de los habitantes de la dehesa arroyana

HOY ARROYO DE LA LUZ Arroyo de la Luz

El Centro de Interpretación Dehesa de la Luz, de Arroyo de la Luz, ha dedicado un espacio en su sección 'Curiosidades de nuestra dehesa' a la Vaca Retinta, un animal del que hay varios ejemplares en la dehesa arroyana, donde pastan libremente junto a sus terneros.

La raza de la Vaca Retinta procede del tronco bovino rojo convexo, y se trata de la raza con más relevancia en la dehesa extremeña y en la España seca en general. En la mitad sur de la península se generaron los distintos ecotipos de retinto, como la Colorada Extremeña, Rubia Andaluza o la Retinta Andaluza, y la fusión de estos ecotipos dio lugar a la actual raza Retinta.

Un ejemplar junto a su ternero. / CI Dehesa de la Luz

Se trata de animales de gran rusticidad y que poseen una gran adaptación a los ecosistemas de todo el suroeste peninsular, presentando también una elevada resistencia a enfermedades parasitarias y un gran carácter maternal en las hembras.

Su capa es de color rojo con tonalidades que van desde la más oscura (retinta), hasta la más clara (colorada y rubia), con degradación del color en la zona alrededor de los ojos (ojos de perdiz). Excepcionalmente, la morfología racial acepta manchas blancas de poca extensión en las hembras, pero únicamente en la zona inguinal. Las mucosas tienen color sonrosado y la cornamenta es de color amarillento con oscurecimiento en las puntas.

Es una raza de tamaño grande y bien proporcionado. El número de hembras está entre 30 y 40 por cada macho semental.

Con un peso de 550 a 600 kg las hembras y de 900 a 1000 kg los machos, llegando a pesar 1.000 kg y 1.400 kg respectivamente cuando están preparados para exposiciones en ferias.

Esta raza posee un instinto maternal muy fuerte, defiende a su cría desde que nace, empieza a protegerla de tal manera que es muy difícil acercarse a ella, ya que recela hasta del mismo ganadero.